¿Qué es y cómo se gestionan los DNS de tu dominio web?

como-gestionar-DNS-de-dominio-Web

Apuntar los DNS (Sistema de Nombres de Dominio, por sus siglas en inglés) de un dominio es un paso crucial para dirigir ese dominio a los servidores correctos y, por ende, mostrar el contenido de tu sitio web o poder comenzar a usar tu correo electrónico. Aquí en Ontop te compartimos el proceso básico de cómo hacerlo:

  • Puedes usar el servicio de DNS proporcionado por el registrador de tu dominio si vas a alojar tu sitio weben el mismo lugar donde compraste tu dominio o elegir servicios de terceros como Cloudflare, Google Cloud DNS, Amazon Route 53, si compraste un Hosting por separado.
  • Desde tu proveedor de hosting, obtén la información de los servidores de nombres (DNS) que necesitarás para tu dominio. Esto generalmente incluye al menos dos servidores de nombres primarios (ej. ns1.tudominio.com) y secundarios (ej. ns2.tudominio.com).
  • Ingresa a la cuenta en el sitio web del registrador de tu dominio.
  • Busca la sección de configuración o administración de DNS. La ubicación exacta puede variar según el registrador, pero generalmente está etiquetada como “DNS Settings” o “Manage DNS”.
  • Reemplaza los servidores de nombres existentes con los proporcionados por tu proveedor de hosting.
  • Puedes hacerlo ingresando manualmente la información o seleccionando opciones predefinidas según tu proveedor.
  • Una vez que hayas ingresado la nueva información de DNS, guarda los cambios. Este proceso puede tardar desde unos minutos hasta 48 horas en propagarse completamente a nivel mundial.
  • Después de un tiempo, verifica que los DNS se hayan actualizado correctamente utilizando herramientas en línea como “DNS Lookup” para asegurarte de que apunten a los servidores correctos.
  • Visita tu sitio web para asegurarte de que se carga correctamente. Ten en cuenta que durante el proceso de propagación, algunos visitantes pueden ver el antiguo sitio por un tiempo, mientras que otros verán el nuevo.

Es importante señalar que la propagación de DNS no es instantánea y puede llevar algún tiempo. Durante este período, algunos usuarios pueden ver el sitio antiguo y otros el nuevo. Además, ten en cuenta que modificar la configuración de DNS incorrectamente puede afectar la accesibilidad de tu sitio web, así que asegúrate de seguir las instrucciones proporcionadas por tu proveedor de hosting y registrador de dominio.